martes, 23 de diciembre de 2014

Navidad, la gran fiesta de la familia


Quizá uno de los retos de nuestro tiempo es recuperar el sentido primigenio de las cosas importantes.  Y la Navidad es muy importante. Celebramos, nada menos,  que Dios se ha querido hacer uno de nosotros, naciendo en una familia como la nuestra, la de María y José.  

Por eso me ha parecido sugestivo este mensaje navideño del Prelado del Opus Dei, Javier Echevarría, que nos invita a caer en la cuenta de lo mucho que Dios nos quiere decir a cada uno, en estos días. Su Nacimiento en Belén nos dice mucho: sobre cómo es Dios, sobre su Amor incondicional por nosotros, y -quizá muy especialmente en este año- sobre el sentido de la familia, gran don que Dios hizo al mundo desde el principio, como ha dicho el Papa Francisco. 




¡Feliz Navidad a todos! Que es también desear que nuestras familias sean un fiel reflejo de esa cálida y acogedora familia de Jesús, María y José, donde todos se quieren con amor fiel e incondicional. A esa Familia pertenecemos... ¡nada menos! Sí, hay mucho que celebrar cuando "pillamos" el sentido divino de la Navidad. 










No hay comentarios:

Publicar un comentario