lunes, 22 de julio de 2013

La prisionera de Teherán

La prisionera de Teherán. Marina Nemat. Ed Espasa


Éste magnífico libro narra la aventura real de su autora,  la iraní Marina Nemat. 

En 1982, con sólo dieciséis años,  fue detenida por la policía de Jomeini. Su culpa, haberse atrevido a hacer entre sus compañeros de estudios algunos comentarios críticos  hacia el régimen impuesto por la revolución islámica, que dominaba Irán desde tres años antes. 

Encarcelada en la temida cárcel de Evin, allí fue torturada durante dos años, y condenada a muerte por el juez que dictaba la Sharía o ley islámica. 

Uno de sus carceleros, encaprichado con ella, se valió de la influyente posición de su familia en el régimen para conmutar su pena de muerte por cadena perpetua. Pero puso una condición: debía casarse con él y renunciar a su religión -Marina era cristiana-  y convertirse al islam. 

Impresiona la serenidad y fortaleza con la que Marina, en la distancia, narra el intenso sufrimiento físico y moral que le fue infligido en aquellos años de prisión. Un sufrimiento que compartía con miles de mujeres jóvenes en su misma situación, muchas de las cuales eran sacadas de las celdas y violadas o asesinadas cada noche.

Finalmente, tras penosos episodios, se  celebró la boda con su carcelero según el rito islámico. Pero al cabo de poco el marido es asesinado. Marina es conducida de nuevo a la prisión de Evin, para cumplir su cadena perpetua. De nuevo la angustia se cierne sobre la pobre mujer, rodeada de compañeras que cada día son torturadas, violadas y asesinadas. 

Al cabo del tiempo, su influyente suegro, compadecido de su suerte, logró su libertad, y pudo escapar del país. Casada con su antiguo novio católico, ahora vive en Canadá. 

El relato sirve para hacerse cargo de la reciente historia de Irán, y de una cultura que no conoce ni respeta derechos humanos fundamentales. Puede leerse aquí una entrevista con la protagonista. 

1 comentario:

  1. Tomo nota aunque ya he leído otros parecidos, El librero de Kabul, El precio a pagar

    ResponderEliminar