viernes, 14 de febrero de 2014

Te miro, y hace falta gente como tú


Tienen un algo especial estas bellas palabras de san Josemaría, llenas de encanto, emoción y sentido. Es nada menos que su consejo para hacer un mundo más feliz: arrimar el hombro para seguir más de cerca los pasos de Jesús. Así seremos felices, haciendo felices a los demás. "Te miro, y hace falta gente como tú". Nadie sobra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario